• Sigue una dieta saludable y equilibrada con abundancia de frutas y verduras.
  • Bebe unos 2 litros de agua al día.
  • Proponte nuevos objetivos y retos para que tu vida tenga dinamismo. Nada es imposible. Persigue tus sueños.
  • Lo ideal es hacer una rutina de ejercicio diario. Sabemos que los ritmos que nos impone esta sociedad son muy intensos por eso si no te es posible realizar ejercicio de forma diaria, te aconsejamos hacer ejercicio, al menos dos veces por semana.
  • Ejercita la respiración, en ella esta el secreto de la fuerza, la vitalidad y el control de tu mente.
  • Elimina o reduce el consumo de alcohol y tabaco.
  • Reduce la ingesta de grasas saturadas.
  • Aprovecha tu vida cotidiana para explotar tus facultades. Todo es una cuestión de actitud. No tomes siempre el ascensor, no te desplaces siempre en coche, sube algunas escaleras, camina, respira. Tu vida cotidiana puede ser si lo deseas, un magnifico entrenamiento.
  • Equilibra las horas de trabajo, con las horas de ocio y descanso.
  • Mantén una actitud positiva, sonríe e interactúa con tu entorno. Tu relación con los demás será mucho mas grata.
  • Siembra pensamientos positivos en tu mente.
  • Toma un tiempo para estar en silencio, para relajarte de forma consciente y liberar tu estrés.
  • Reduce el tiempo de TV, ordenador y demás dispositivos electrónicos.
  • Reúnete con tus amigos de vez en cuando, para disfrutar de su compañía, de su amistad.
  • Busca momentos de contacto con la naturaleza.
  • Escribe sobre tus vivencias, sentimientos, anhelos, etc.